Mi?rcoles, 03 de septiembre de 2008
Nuevo Liderazgo

Marlin Oscar Ávila

En algunos analistas se expresa un desencanto con lo que ocurre en el
entorno socio político. Seguramente tienen toda la razón, pues la
recesión económica en EU no es para menos. Al menos 29 de los 50
estados de los EEUU, más el distrito de Columbia se enfrentan ya a
cerca de 48.000 millones de dólares en déficits combinados en sus
presupuestos para el ejercicio fiscal 2009. Sin lugar a dudas esto
repercute en las economías latinoamericanas, especialmente en las más
dependientes de su mercado.

Lo otro que mantiene preocupado a más de un analista es la política
del Ejecutivo, vinculada a las fuerzas contrastantes de algunos
países del Sur con la tradicional potencia mundial. En esto hay
sobresaltos, muchos desvelos y hasta ridiculeces. Desde luego, es
algo serio desentonar con la tradicional sinfónica del poder
internacional, particularmente cuando ese poder ha mostrado
disponibilidad de responder con la brutalidad militar al no obedecer
sus instrucciones. Los más desvelados son aquellos que no han
logrado ver nuevas grietas alternativas por donde aumentar sus
caudales económicos a las que se cierran como efecto de la recesión
económica del Norte,.

Pero no todo es negativo. Conforme se van desarrollando los procesos
para elegir las más altas autoridades de la institucionalidad
nacional se va descubriendo que el pueblo hondureño ha venido
creciendo en sus conocimientos y su forma de actuar.

Hay muchos sectores sociales organizados que están analizando la
situación de los partidos políticos como instrumentos desfasados y
útiles a cierta oligarquía y como instituciones que requieren de una
real transformación estructural. Lo más serio de esto es que los
mismos pre-candidatos presidenciales de los partidos están dispuestos
a confirmar ese análisis cometiendo los errores menos esperados. Lo
peor que se ha hecho es no desmentir categóricamente la probable
narco política para las próximas elecciones.

El otro acto interesante es la exigencia de desarrollar un proceso de
selección y elección de magistrados a la CSJ donde la meritocracia y
la honestidad sean los mayores criterios a tomar en consideración.
Desde luego, aquí se vuelven a jugar su prestigio los partidos
políticos y los diputados mismos. Volver a traicionar las exigencias
de la sociedad civil en este proceso sería reconfirmar la exigencia
de una transformación a la institucionalidad partidaria.

Sucede que la ciudadanía organizada se esta movilizando para combatir
la corrupción y buscar cómo afrontar los problemas estructurales del
país. Posiblemente con defectos y errores, no obstante sus análisis y
propuestas superan a las tradicionales quejas y exigencias
economicistas de la clásica sociedad civil liderada por oportunistas
y gente superficial.

Se debe saber que el contexto es otro y los tradicionales caciques y
dirigentes gremiales desactualizados están perdiendo territorio en
las organizaciones sociales como efecto de la misma seriedad con que
las bases sociales están tomando los problemas sustanciales del país.
O el liderazgo social se reafirma para seguir avanzando en la lucha
contra la corrupción, pese a la represión y atentados intimidantes o
son sustituidos por mejores compañeros.

30 de agosto de 2008
 


Tags: usa, columbia, potenciamundial, elecciones, obama, union europea

Publicado por ChemaRubioV @ 21:08
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios