Lunes, 15 de septiembre de 2008
Recuerdo su juventud blanca sudando contra el Maccabi de Tel-Aviv, y perdiendo a pesar de la magia desplegada por su animidad. Años se hicieron ,y las carnes en el “saco “ parecían a propósito, pero su arrogancia en el mirar no era síntoma de feliz comunión con las gentes de los alrededores. Mi juventud le admira como a los viejos dioses del tiempo. 

De su paso por la facultad de ciencias de la informacción,como profesor: mejor no hablo.

chemarubiov
www.chemarubio.com 

 

Tags: Clifork Luik:, ccinformacion, juventud, tel aviv, dioses, arrogancia

Publicado por ChemaRubioV @ 22:15  | DIARIO
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios