Martes, 13 de enero de 2009
Actas Literarias 
 
  Actas
 
  Realidad

Realidad
Secciones
Nuevas Cartas Finaldesas 19
Testimonio de Nocividad en la Poesía Chilena
Síntomas de Nocividad en la Poesía Chilena
Que vivan las formas antiimperialistas
Silencio. El Imperio está de duelo
Multiculturalidad y Racismo de la Globalización
Función social de la literatura

Realidad



Nuevas Cartas Finaldesas 19
Tanya Tijälä

En todas partes se cuecen habas

En su libro: Culure and Imperialism (Cultura e Imperialismo), Edward Said describe a lo que el llama el Homus Academus, es decir al estereotipo del académico obtuso. Según Said cualquiera sea el país y la cultura, el Homus Academus se comporta igual: Es euro céntrico, soberbio, déspota, despectivo y cerrado. De acuerdo con Said nadie se escapa, ni siquiera los propios árabes.

Esto me hace recordar a un amigo peruano que una vez escribió para la red un artículo sobre literatura peruana, alegando que ésta empezó cuando llegaron los españoles y nos enseñaron su idioma…. Parece que Said tiene razón, nadie se escapa.

Tanya Tinjälä
Los finlandeses, por lo general tan humildes, no son la excepción a la regla. Yo he escuchado comentarios absurdos de “especialistas” finlandeses sobre otros idiomas como el español o el francés (los dos que mejor hablo). Desde una profesora que corrigió a su colega francés y que cuando éste alegó que estaba utilizando una excepción a la regla (Y que así se decía en francés) tuvo que soportar como respuesta “Yo no tengo la culpa que ustedes no sepan hablar bien su idioma”; hasta alguien que corrigió en público (sí ¡En público!) al embajador de España por lo que ella insistía era un error (Y que la RAE comprueba que no es). Y es que a la categorización de Said habría que aumentarle el Homus Academus Nordicus, el académico del norte de Europa que cree que ésta se acaba en Alemania, lo demás son países salvajes buenos sólo para pasar vacaciones.

Si eso piensan de los propios europeos ya podemos imaginarnos lo que opinan de nosotros.

Mi hija forma parte de un grupo de música y tenían una presentación en un festival folclórico. Días antes de viajar les anunciaron que tenían más presentaciones que cumplir pero que el dinero a recibir era el mismo. Ellos por supuesto se quejaron alegando que eran cuatro personas y sus instrumentos y que el dinero apenas si cubriría el costo del viaje. La respuesta fue “¿No podrían enviar solo a uno que se vista como indio y que toque un poco la quena?” Ellos simplemente cancelaron el viaje. La organizadora del evento respondió airada que eso era prueba de que no se podía trabajar con latinoamericanos, siempre tan incumplidos y desagradecidos. Porque además ella consideraba que les estaba haciendo un favor. Y poco importa que uno de los integrantes del grupo en un guitarrista peruano que está becado por la academia de música de Finlandia. En ningún momento se le ocurrió a la mujercita que ellos se sintieron insultados con lo del “indiecito tocando la quena”, reduccionista hasta el tuétano.

A mí, sé que me tienen miedo en algunas “organizaciones culturales” que trabajan con extranjeros pues más de una vez los he puesto en su sitio. Lo que más detesto es esa noción de que nos están haciendo un favor ¿Qué favor le pueden hacer a alguien que ya está en su sétima edición y cuyos libros son utilizados en talleres de lectura de colegios en Colombia, Chile, Ecuador y Perú? Y lo que más detestan ellos es que cuando me preguntan si tengo planes de publicar mi libro en Finlandia, les contesto que es un mercado que no me interesa, que estoy concentrada en entrar a toda Latinoamérica (mis libros no se venden en Argentina o México por ejemplo - importantes mercados) y en traducir al inglés o al francés. Y claro, no lo entienden, ¿Por qué no querer publicar en un gran país nórdico? Y ni manera de hace rles comprender que sencillamente porque tiene 5 millones de habitantes y que una vez que logre entrar a mercados más grandes, pues la traducción al finés se dará sola.

La soberbia del Homus Academus finlandés no le envidia a nadie.

Prueba de eso tuvo también la poeta peruana Roxana Crisólogo y la denuncia de su caso es el objetivo principal de este artículo.

La vicepresidenta del Pen Club finlandés, Rita Dahl, la invitó a participar en una lectura de poesía con motivo del día nacional de Finlandia. No es la primera vez que Roxana participa en estos eventos pues ella - como yo - forma parte del Pen Club.

Días después Roxana se enteró que su participación fue vetada por el presidente del Pen, Jukka Mallinen (A quien la prensa finlandesa ha nombrado “el amigo de los escritores inmigrantes&rdquoGui?o, alegando que ella era chavista y parte del Hands Off Venezuela. Roxana envió una carta pública denunciando el caso y diciendo que ella pensaba - como yo -que la idea del Pen era justamente romper las barreras políticas. Y la guerra de mails empezó.

Abro un paréntesis en esta parte para explicar que hay intereses de conflicto en el Pen finlandés, específicamente entre Mallinen y Dahl. El no quiere soltar el poder y ella quiere ser la próxima presidenta. Cada quien tiene su grupito y en la últimas votaciones del Pe, la situación fue muy tensa, con acusaciones hacia Mallinen de utilizar dinero para sus proyectos personales y demás.

Como podrán suponer, Rita Dahl estaba más que contenta cuando Roxana Crisólogo denunció el hecho. La primera respuesta a la carta de Roxana fue un escueto mensaje de Mallinen, diciendo que el verdadero motivo para quitarla del programa era que ella - al igual que Dahl - ya había participado en muchos eventos ese año por lo que era mejor poner a otras personas. Por ahí alguien involucrado en el evento dijo que era porque se le daba prioridad a la poesía “pura” (?) y que Roxana no entraba en esa categoría (?). Dahl contestó a Mallinen acusándolo de nunca tomar parte de ningún evento y de su extraño interés por ése en particular.

Por su parte Jukka Koskelainen (A quien se considera un “especialista” en poesía latinoaméricana, a pesar de hacer comentarios como “en Venezuela no hay poetas&rdquoGui?o insistió en que Roxana Crisólogo tenía que definir su posición política y aclarar su relación con Hands Off Venezuela. Al principio ella no quiso hacerlo - porque le pareció injusto, ¿si la discusión fuera sobre un finlandés, le exigirían a él también definir su posición política? ¿Y qué tiene que ver eso con la calidad del poema? - pero finalmente se vio obligada a hacerlo. Una segunda carta diciendo que la situación en Venezuela era muy compleja por lo que no podía estar ni a favor ni en contra de Chavez (cosas malas ha hecho, pero cosas buenas también) y que comprobar su relación con Hands Off Venezuela era muy f& aacute;cil pues hay una lista en la red con los nombres de los miembros de y que su nombre no se encontraba allí. Una manera de decirles que estaban buscando en realidad excusas estúpidas por no estar en el grupo correcto del Pen. Y es que para Mallinen todos los que no están con él están contra él. Por eso, a pesar de la aclaración, ella no participó en el evento.

Y la discusión continuó ya abiertamente entre Mallinen y Dahl. El mostró sus verdaderos colores al responder que había un complot contra él en el Pen, organizado por los escritores suecohablantes (Segundo idioma oficial de Finlandia. Dahl es un apellido sueco) y que las acusaciones en su contra eran falsas de lo que podían dar fe “verdaderos finlandeses de honorables antecedentes”. Así pues el “amigo de los escritores inmigrantes” manifiesta racismo contra la minoría suecohablante de su país ¿Qué podemos esperar el resto?

Lo importante de este caso es que al no atreverse a discutir abiertamente sus diferencias, Jukka Mallinen y Rita Dahl utilizaron a Roxana Crisólogo como caballo de Troya y eso simplemente porque es extranjera y porque piensan entonces que no tiene importancia ensuciar el nombre de un escritor no finlandés. Tiene razón Said, el Homus Academus puede ser además de lo ya mencionado, suciamente competitivo y envidioso del honor ajeno.

Algunos de los organizadores del famoso evento se han comunicado con Roxana en privado para pedirle disculpas por su exclusión, sin embargo nadie se atreve a hacerlo públicamente por no discutir con Mallinen. Me pregunto si la actitud hubiera sido la misma tratándose de un escritor finlandés y no puedo más que responderme no. Por otro lado Roxana sospecha que las disculpas se deben a que ya se enteraron que su esposo (Teivo Teivanen) Es un importante académico finlandés (y no, no es un Homo Academus) es decir que si hubiera sido María Perez, pues nadie le habría prestado el más mínimo apoyo, ni en privado.
Por suerte no todos los finlandeses son así. La mayoría son muy humildes, trabajadores y honestos. Es solamente que como dice Said, el Homo Academus es uno solo.

Fuente:

por Tanya Tijälä
http://www.revistagz.com.ar/hoja6.htm






Subir
 Referencia
Tanya Tijälä.  "Nuevas Cartas Finaldesas 19."  Realidad Social.  Ottawa: Editorial Poetas Antiimperialistas de América.   9 de Enero de 2009.
 <  >
© Derechos Reservados

Tags: NUEVAS CARTAS FILANDESAS, poetaspuntocom, actas literarias, realidad, secciones, Tanya Tijälä, cultura e imperialismo

Publicado por ChemaRubioV @ 1:38
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios